¿Dónde iniciar el adiestramiento de mi perro?

El lugar en el que llevas a cabo las sesiones de adiestramiento es de suma importancia. Si eliges bien el lugar de adiestramiento habrás asegurado el 50% del éxito en la sesión. Si, por el contrario, eliges un lugar equivocado, habrás asegurado el fracaso absoluto.
Debes considerar el lugar de adiestramiento como una parte más del equipo que usarás en cada sesión. De la misma manera que no empezarías una sesión de adiestramiento canino sin contar con el perro, tampoco debes hacerlo en un lugar inadecuado.
Para enseñarle a tu perro un nuevo ejercicio, debes llevar a cabo la sesión de adiestramiento en un lugar tranquilo y sin distracciones. Tú debes ser lo más interesante que tu perro encuentre en ese lugar, de tal forma que puedas captar su atención fácilmente.

Además, es bueno que tomes en cuenta las condiciones climáticas. Por ejemplo, te resultará más difícil enseñarle a tu perro a echarse si el suelo está muy frío o muy caliente.
Cuando entrenas nuevos ejercicios será mejor si realizas las sesiones de adiestramiento dentro de tu casa, porque es donde menos distracciones encontrarás. Por supuesto, debes pedirles a tus familiares que no te interrumpan durante la sesión o, mejor aún, que colaboren.
No necesitarás un lugar muy amplio para enseñarle nuevos ejercicios a tu perro, así que
puedes usar cualquier ambiente cerrado.
Si tu perro pasa la mayor parte del tiempo en el jardín y rara vez entra en la casa, el mejor lugar para enseñarle nuevos ejercicios quizás sea el jardín.
Como él no está acostumbrado a estar adentro, puede distraerse con cierta facilidad cuando entra a la casa. De todos modos, antes de decidirte por el jardín, haz la prueba de llevarlo adentro (con correa) un par de veces para ver cómo reacciona.
Una vez que tu perro ha aprendido un nuevo ejercicio, tiene que generalizar ese aprendizaje,
por lo que deberás entrenar en otros lugares. Al principio, serán otros lugares dentro de tu casa. Luego podrás practicar en el jardín y, de forma gradual, empezar a entrenar en la calle.
Antes de cambiar de un lugar a otro, tu perro debe cumplir con el criterio que te hayas
planteado. Por ejemplo, antes de empezar a generalizar un ejercicio, tu perro debe realizarlo correctamente en el lugar inicial de adiestramiento.
Las primeras veces que introduzcas nuevos criterios (duración, distancia, distracciones, etc.), debes hacerlo en un lugar tranquilo sin más distracciones que las que tú introduces de forma controlada. Gradualmente podrás ampliar este rango de lugares de práctica hasta que tu perro responda correctamente en cualquier lugar.
No es una buena idea que intentes enseñar nuevos ejercicios en lugares públicos, como el parque, porque tu perro encontrará muchas cosas con qué distraerse. Incluso si no hay
personas o perros en la calle o un parque, los olores pueden ser una distracción muy intensa.
Por tanto, lo mejor es que entrenes cada nuevo ejercicio dentro de tu casa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *