BOYERO DE FLANDES

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

 

Es un simpático perro «con barba y bigote», de talla superior a la media, pero que no tiene aspecto de ser pesado. La apariencia maciza de la cabeza se ve acentuada por la barba y los bigotes que adornan el hocico. Tiene el cráneo bien desarrollado y plano; el stop poco acusado, más aparente que real, debido a la protuberancia que forman las cejas. Los ojos son ovalados y oscuros. Las orejas son de tamaño mediano y normalmente se amputan para darles una forma triangular; si se dejan enteras, caen a los lados de las mejillas.

 

 

Pelo:

áspero al tacto, seco y opaco, de 6 cm de largo, ni lanoso ni rizado.

 

Color:

leonado o gris, con frecuencia atigrado o carbonado. El negro está admitido pero no es el preferido.

 

Talla:

machos de 62 a 68 cm (ideal 65), con un peso de 35 a 40 kg; hembras de 59 a 65 cm (ideal 62), con un peso de 27 a 35 kg.

 

ORÍGENES E HISTORIA

 

Su origen es controvertido: según los franceses proviene del cruce del grifón con el antiguo pastor de Beauce. Los belgas, sostienen que desciende del boyero de roeselare, que con toda seguridad intervino en la reconstrucción de la raza después de extinguirse prácticamente tras la segunda guerra mundial. La FCI ha atribuido ambos orígenes a este perro, ya que la región de Flandes es en parte francesa y en parte belga.

 

CARÁCTER Y APTITUDES

 

Es un perro muy afectuoso en familia, que hace gala de un excelente carácter con los niños, pero que se muestra reservado y desconfiado con los extraños. Esto le convierte en un buen perro de guarda y también de defensa, para su guía, al que literalmente adora. Es bastante independiente y tiene un carácter fuerte. No es fácil de adiestrar en manos de un principiante, pero puede dar muchas satisfacciones al experto.

 

SALUD

 

Es un perro rústico y robusto que no enferma fácilmente.

 

DÓNDE Y CÓMO TENERLO

 

Por un lado la talla y por otro la rusticidad nos sugieren que debe vivir en un jardín, puesto que además necesita hacer mucho ejercicio. No obstante, el ejercicio que realiza espontáneamente no siempre es suficiente para desarrollar adecuadamente su musculatura (especialmente si se trata de un perro de exposición), por lo que es aconsejable entrenarle llevándolo a correr al lado de la bicicleta.

 

OBSERVACIONES Y CONSEJOS

 

El manto, sobre todo en los ejemplares de exposición, requiere una cuidadosa preparación.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *