PERRO DE PASTOR ALEMÁN

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

 

Es un perro de talla ligeramente superior a la media, de cuerpo bastante alargado, robusto y muy musculoso. Las patas deben ser armoniosas y estar anguladas de forma que permitan un impulso fuerte del tren posterior y una extensión óptima del anterior. La constitución del perro es la de un trotador puro. La cabeza está proporcionada con el cuerpo, es enjuta y moderadamente ancha entre las orejas. El morro es fuerte. Las orejas son de tamaño mediano, anchas en la base y de porte erguido. Los ojos, que tienen forma de almendra, son ligeramente oblicuos y han de ser de un color lo más oscuro posible. La cola debe llegar por lo menos hasta el corvejón.

 

Pelo:

corto, duro, compacto, liso y adherente, con subpelo denso. Los ejemplares de pelo largo no están aceptados por el estándar y no pueden participar en las exposiciones.

 

Color:

negro o gris, monocromo o con manchas tostadas. El color blanco no está admitido

 

Talla:

en los machos, de 60 a 65 cm; en las hembras, de 55 a 60 cm.

 

ORÍGENES E HISTORIA

 

A finales del siglo XIX, en Alemania, la industrialización estaba a punto de poner fin al pastoreo. Fue entonces cuando un grupo de cinófilos decidió salvar las razas de perros de pastor y utilizarlas para la creación de un perro que fuera bello, útil, dócil, robusto y de trato y cría fácil. Así, del cruce entre los pastores de Würtemberg y de Turingia nació una nueva raza que, gracias al empeño del coronel Von Stephanitz se convirtió en poco tiempo en la más apreciada y conocida en gran parte del mundo. Fue reconocida oficialmente en 1898.

 

CARÁCTER Y APTITUDES

 

El carácter del pastor alemán ha sido tan determinante como su belleza en la difusión de la raza. Es un perro alegre, al que le gusta jugar, fácil de adiestrar y siempre deseoso de complacer al guía. Es apropiado para todo tipo de personas y puede desempeñar muchas funciones: compañía, guarda, defensa y socorro. En Italia y en Alemania es el perro que más se usa como guía para invidentes.

 

SALUD

 

El pastor alemán es un perro rústico y muy robusto. Muchas personas creen que es la raza con mayor riesgo de displasia de cadera, pero de hecho esta malformación genética incide en casi todos los perros de talla media y grande. El organismo especializado que tutela la raza pastor alemán fue el primero en advertir el peligro. Este fue el motivo de que se asociara directamente la raza con la enfermedad, si bien ha permitido que el problema se abordara con los medios necesarios. Actualmente en los criaderos de calidad sólo se destinan a la reproducción ejemplares exentos de displasia.

 

DÓNDE Y CÓMO TENERLO

 

Puede vivir al aire libre en todas las estaciones del año, aunque le gusta estar en casa porque necesita el contacto humano. Tiene mucha necesidad de movimiento.

 

OBSERVACIONES Y CONSEJOS

 

Aunque el ideal de todo criador es que el perro sea bello y útil, actualmente hay líneas de sangre claramente diferenciadas para belleza y para trabajo.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *