PERRO DE PASTOR BERGAMASCO

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

 

Perro de talla media, de aspecto muy rústico, con pelo abundante en todas las partes del cuerpo, de constitución fuerte y muy bien propocionado. La cabeza tiene una relación craneofacial de 1:1. La expresión es la típica de los perros de rebaño. Ha de tener cejas frondosas y barba espesa.

 

Los ojos son grandes, oscuros, ni hundidos ni saltones. Las orejas, con la base por encima del arco cigomático, son blandas, estrechas y dobladas, formando un triángulo en los dos tercios terminales. El stop está bien marcado. El cuello es fuerte, carente de papada. El tronco se enmarca en un cuadrado. El lomo es recto, los riñones están bien desarrollados y el vientre es un poco retraído. La cola, gruesa y robusta en la base, se hace más fina hacia la punta. Las patas son fuertes y están perfectamente aplomadas.

 

Pelo:

muy largo y abundante, es fuerte y forma mechones ondulados en la mitad anterior del tronco. En toda la mitad posterior del tronco y en las patas, tiende a formar unas vedijas muy características en los sujetos jóvenes. El manto está completo a los tres años.

 

Color:

gris uniforme o con manchas en todas las tonalidades hasta el negro, que debe ser opaco.

 

Talla:

machos de 58 a 62 cm (ideal 60 cm) para un peso de 32 a 38 kg; hembras de 54 a 58 cm (ideal 56), para un peso de 26 a 32 kg.

 

ORÍGENES E HISTORIA

 

Sus orígenes son muy antiguos y poco claros; se pueden aunar con los de la mayor parte de perros de pastor europeos, que casi con toda certeza tienen ancestros asiáticos.

 

CARÁCTER Y APTITUDES

 

Es un perro equilibradísimo, en ningún caso agresivo o mordedor, a no ser que se crea en la obligación de defender al guía o su propiedad (en cuyo caso tiene una reacción muy contundente). No es particularmente agresivo con los demás animales. Aunque nació como perro de pastor, actualmente es un perro de guarda, compañía y exposición.

 

SALUD

 

Muy rústico, carece absolutamente de problemas y si vive en las debidas condiciones es muy longevo; perros de más de diez años pueden seguir realizando su trabajo de guarda, sin perder las ganas de jugar.

 

Dónde y cómo tenerlo

 

Su hábitat ideal es el jardín, aunque también debe participar en la vida de casa con sus amigos humanos, a los que adora.

 

OBSERVACIONES Y CONSEJOS

 

Desgraciadamente, a pesar de su físico y su carácter excepcionales, la raza no goza del grado de difusión que cabría esperar, ya que su particularísimo manto asusta al comprador potencial, si bien nunca debe acicalarse. Se puede bañar (es más, se recomienda hacerlo periódicamente porque se ensucia con facilidad) pero no ha de cepillarse: simplemente hay que dejarlo secar al sol. A pesar de las apariencias, es uno de los mantos que requieren menos mantenimiento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *